El núcleo fundacional del casco de Vallehermoso tiene su origen en el siglo XVII. Este asentamiento poblacional, en el encuentro de los barrancos de El Ingenio y Macayo muestra, en el presente, alta concentración edificatoria. Tiene su centro en la Plaza de La Constitución y desde ahí parten varias calles, siendo la Calle Mayor y la de Triana las que albergan mayor número de casas y casonas antiguas.

Foto-aerea-15042907460

Pulse sobre la imagen para agrandar

A partir de los años treinta del pasado siglo, los avances constructivos permitieron levantar edificaciones de forma más rápida y con menor esfuerzo. Ello supuso la irrupción en el casco de los primeros edificios de gran altura y volumetría iniciándose con ello una especie de enfrentamiento, todavía vigente, entre la tradición y la modernidad arquitectónica.

En el último siglo, la población en el casco ha seguido una evolución que como resulta lógico viene marcada por el devenir socioeconómico de la localidad. Para entender con exactitud la situación actual del casco, cabe en todo caso resaltar que existe un gran número de casas vacías, muchas de las cuales sus propietarios no son residentes en Vallehermoso. Estas casas, muchas de las cuales están debidamente catalogadas en el Plan General, tienen un alto valor patrimonial y arquitectónico pero su estado de conservación es deficiente.

Foto-aerea-15042907470

Pulse sobre la imagen para agrandar

Para su salud y continuidad vital el casco de Vallehermoso, precisa convertirse en un lugar atractivo para residir y debe al tiempo ser capaz de generar actividad económica sostenible por medio de la agricultura, el turismo o el comercio. Ello debe entenderse como la finalidad principal de la estrategia y los trabajos que el Ayuntamiento de Vallehermoso se quiere plantear para la zona.

Pero esto no es sólo una tarea de la administración. Ni aún disponiendo de una gran cantidad de recursos financieros, se podría afirmar que la revitalización del casco depende de lo público. Siempre ha sido recomendable, pero hoy en día se ha tornado imprescindible, que los esfuerzos deban ser compartidos por la iniciativa privada y la pública.

El espacio digital que se presenta pretende:

  1. Recuperar con fotos y textos la imagen cómo era el casco, cómo se vivía y trabajaba aquí.
  2. Recoger normativa y ordenanzas de aplicación.
  3. Analizar las iniciativas realizadas en los últimos tiempos en el caso.
  4. Plasmar las ideas y propuestas técnicas para la mejora de aspectos sectoriales (turismo, comercios, rehabilitación de fachadas,) o generales de este espacio.
  5. Informar sobre proyectos en ejecución de diverso tipo: embellecimiento, mejora de equipamientos e infraestructuras etc.
  6. Recoger propuestas y sugerencias de las asociaciones, las entidades y los particulares interesados.
  7. Mostrar buenas prácticas de índole general: tratamiento de solares abandonados, rescate de viviendas, rehabilitación de fachadas, ajardinamiento de zonas comunes o privadas, carteles de establecimientos, etc que puedan ser tomadas como ejemplo para la comunidad.